En la oportunidad, más de cien asistentes tuvieron la oportunidad de conocer los principales objetivos y alcances que pretende el Centro.

La ceremonia fue encabezada por el Rector de la Universidad Católica del Norte y presidente del Directorio de CIPTEMIN, Jorge Tabilo Álvarez, además de autoridades de Gobierno, Academia, Empresas mineras, Proveedoras y afines.

La instancia contó con la firma simbólica del convenio entre CIPTEMIN, Molyb, Grupo Minero Las Cenizas, Enaex y Enami, lo que permitirá a CIPTEMIN habilitar y contar con espacios de prueba para realizar los pilotajes demandados por el rubro. La firma considera el compromiso de espacios de pruebas y aportes pecuniarios para el óptimo desarrollo de pilotaje a escala piloto, semi piloto e industrial.

Para CIPTEMIN, este hito “ha sido una gran oportunidad de mostrarnos al mundo minero, pues muchas empresas se interesaron y ya están las primeras conversaciones para generar nuevos convenios y lazos en favor del óptimo desarrollo para el Centro” así lo afirmó la Directora del Centro, la académica de la Universidad Católica del Norte, Cynthia Torres.

La problemática de la falta carencia de espacios de pruebas, identificada en la hoja de ruta de la Minería del Programa Alta Ley, como una de las dificultades para el desarrollo de los proveedores y empresarios mineros, que impulsó Corfo, da solución a través de la puesta en marcha de CIPTEMIN, como Centro Integrado de Pilotaje en demanda de validaciones y certificaciones por parte del ecosistema minero.

Según Sylvana Cárdenas, ejecutiva de Corfo, contar con este Hito de Lanzamiento “abre una tremenda oportunidad a CIPTEMIN para que su alcance sea aún mayor y tal como se han suscrito convenios con algunas empresas pueda existir la instancias de que otras más se sumen al Centro, como potenciales clientes”.

El Lanzamiento oficial permitió al Centro presentar cómo se inserta en el mundo minero, específicamente con el programa estratégico nacional de minería, Roadmap tecnológico 2015-2035, cuyo objetivo es fortalecer la productividad e innovación en la industria minera nacional y sus proveedores. Además, se dio a conocer la relación que se ha determinado con el Clúster Minero de Antofagasta, en donde la creación de un Centro de pilotaje calza a la medida con su hoja de ruta en el eje estratégico número de cuatro “Plataforma distribuida de espacios de prueba de pilotaje y prototipado de innovaciones”, apuntando a la visión de futuro de la zona Norte, como un polo tecnológico que lidera la innovación y emprendimiento desde el negocio minero para Chile y el mundo.

Entre las metas consideradas se encuentran consolidar una institucionalidad sostenible con Clúster Minero; aumentar la participación regional de Pymes en compras de B&S en la industria minera; incrementar la oferta regional y zonal exportadora de servicios especializados a la minería. Y por último la relación con el Gobierno Regional como otro factor a considerar, por el apoyo eventual a proyectos FNDR y FIC-R.

Para CIPTEMIN, fue un éxito rotundo la convocatoria al evento, considerando el logro de tener el apoyo de más de cien asistentes y representantes de reconocidas empresas del rubro y más aún, con la firma simbólica de los convenios con cuatro empresas proveedoras y mineras que selló el  Lanzamiento como un Hito más en el camino que viene desarrollando CIPTEMIN.

El Centro Integrado, es impulsado por cinco universidades chilenas: Universidad Católica del Norte, Universidad de Santiago de Chile, Universidad Adolfo Ibáñez, Universidad de La Serena y la Universidad Tecnológica de Chile, Inacap; dos Centros de excelencia internacional: Fundación Inria Chile y Fundación Leitat Chile, junto con la empresa especialista en Pilotaje Minero, Asmin Industrial Ltda. y la asesora y administradora de fondos de inversión nacional e internacional, Genesis Partners S.A.

El Centro Integrado de Pilotaje de Tecnologías Mineras, CIPTEMIN, nace bajo el Programa de Fortalecimiento y Creación de Capacidades Tecnológicas Habilitantes para la Innovación de CORFO. Para ello cuenta con un financiamiento transversal equivalente a $10 mil millones aproximadamente, y con una red integrada de espacios de pruebas en las operaciones unitarias declaradas como prioritarias.